domingo, 21 de noviembre de 2010

Entredobleces 4







Que decir de Gabi Orso, si la felicidad fuera una persona, seria ella. Se le nota en lo cotidiano, en su alegría avasalladora, que disfruta de cada segundo que enseña origami, lo de ella es eso, enseñar origami. Ella es mientras enseña; su didáctica, su texto, la forma, las palabras. Y cuando me pone a Gelman, me desarma: “Gira el caballo de la calesita…” El mundo sigue, Pasan trenes, helicópteros, la mañana se hace tarde, llaman para el almuerzo, o la merienda, ella dobla un cuadrado de papel, puede haber una persona o cien sentadas enfrente, ella dobla un cuadrado de papel, y ríe, cuenta chistes, porque ella dobla un cuadrado de papel, y además cuenta, llena de alma su clase, se viste de toda la emoción que tiene el dar, y da, abiertamente y sin medida, parece que tuviera una energía inagotable; mi maquina de fotos se quedó sin pilas dos veces, y ella seguía con sus mandalas.




Doblaron todo lo que había, bancos, perfumes, comidas, delyveris varios, ni el Chango Spaciuk se salvo del furor mandalistico que invadió la ultima clase de la convención, y todos, (y eran como cincuenta, o sesenta) salieron con varios mandalas, abrazándolos, llenos de esa energía interminable que Gabi pone en sus clases, y se notaba en ese gesto de abrazar mandalas, que no podían cargar con tanta cosa, que era demasiado para ponerlo en solo unas horas de clase, salían tan cargados que podríamos decir que esas cincuenta personas juntas iluminarían Rosario por muchas horas, muchas más de las que duró el taller. El último taller de la convención.

En la ruta, Buenos Aires, Camino a la Capital, 11 de

4 comentarios:

Rayuela dijo...

mientras no dejen de girar los mandalas,está todo bien

hermosas entredobleces*

Codorníu dijo...

No creas que no pensé en ti cuando puse la ranita de origami en mi entrada. Ya sabía que la verías, amigo.

Un abrazo.

Codorníu dijo...

Levanto mi copa de burbujas doradas por ti y por cada uno de los amigos que visitan tu blog, para que los mejores momentos de este año que termina sean los momentos menos buenos del nuevo 2011.

Un beso, amigo.

Marcelo Kono 河 野 dijo...

Olá Gregório, tudo bem?

Gostei bastante do seu blog e já virei seguidor.

Abraços e tudo de bom,

Marcelo Kono